[GTranslate]

⚠️MITOS Y VERDADES: infusiones durante el embarazo

¿Qué infusiones naturales pueden tomarse durante el embarazo?

¿Puedo tomar infusiones naturales durante el embarazo? ¿Si una infusión es natural, significa que es buena para la mujer gestante? Si te gustan las infusiones y estás esperando un bebé, es más que probable que te hayas preguntado esto. 

 

Hoy en día, con el auge de los ingredientes eco, bio y orgánicos y el incremento de los cuidados naturales durante el embarazo, parece que cualquier ingrediente natural despierta las simpatías de todo el mundo. 

 

Esta corriente naturalista -que apoyamos, por supuesto- en ocasiones puede llevar a equívocos. 

 

No todas las infusiones son recomendables en el embarazo, y por eso este artículo va a dilucidar qué hierbas puedes tomar, cuáles te ayudarán en las molestias típicas del embarazo, y de qué infusiones debes mantenerte alejada. 

 

Empecemos por el principio…

 

¿Debemos moderar el consumo de infusiones y tés durante el embarazo?

 

La respuesta es típica y tópica. Todo, tanto en el embarazo, como en cualquier otra etapa, con moderación es mejor. 

Con las infusiones y las hierbas ocurre lo mismo. Siempre deberás consultar con un médico o un farmacéutico si puedes tomarte una infusión o un complemento vitamínico que esté basado en hierbas o infusiones. 

 

Otra de las fuentes que puedes usar es www.e-lactancia.org. Sus recomendaciones son para mujeres lactantes, pero pueden servirte para ver qué infusiones están totalmente contraindicadas. 

 

Sea como sea, aunque la infusión o el complemento natural que vayas a tomarte sí que esté recomendado durante el embarazo, es bueno recordar que no hay que tomar nada en exceso. Por muy natural que sea un producto procedente de plantas, estas contienen sustancias activas, las mismas que se han utilizado en la farmacología tradicional. 

 

En resumidas cuentas: también las plantas, tomadas en grandes cantidades o durante un periodo exageradamente largo pueden llegar a provocar intoxicaciones

¿Qué infusiones puedo tomar embarazada y cómo?

Tradicionalmente, las hierbas más habituales para tomar infusionadas eran la manzanilla, menta, jengibre, valeriana, hoja de arándano y frambuesa, tomillo, té verde o la salvia, entre otras. 

 

La mayoría de mujeres las tomaban para ayudar con las náuseas y los vómitos, para prevenir infecciones de orina, o para calmar los nervios propios de esta época. 

 

Infusiones de jengibre para las náuseas del primer trimestre

El jengibre es uno de los elementos más conocidos para combatir las temidas náuseas de las primeras semanas del embarazo. Algunos estudios han demostrado que muchas mujeres mejoran sus síntomas después de 4 días de ingerir jengibre en infusión, en aceite esencial o seco, en cantidades de entre 1 o 2 gramos diarios. Puede tomarse infusionado, rallado en un zumo, o en una combinación de hierbas que ya venga preparada. 

 

Infusión Gestante 1 de Vita et Natura, con jengibre

Esta combinación de jengibre, manzanilla romana, hinojo, té rojo africano, flor de la pasión y melissa. Sus principios activos herbales están pensados para ayudar en las molestias típicas del primer trimestre del embarazo: náuseas, vómitos o el cansancio y los nervios de esta época. 

 

Infusiones con hoja de frambuesa

La hoja de frambuesa es conocida como una promotora de la tonicidad uterina, por lo que se suele recomendar para tener un parto con el mínimo de sangrado posible. De hecho, algunos estudios clínicos con hoja de frambuesa arrojaron datos esclarecedores al respecto: el tratamiento con esta hierba acortaba la segunda fase del parto y conseguía bajar el ratio de uso de fórceps en el parto.

Lo cierto es que no es sencillo conseguirla, por lo que puede ser una buena idea optar por un preparado para infusionar que incluya esta hierba. 

 

Infusión Gestante 3 de Vita et Natura, con hojas de frambuesa

Esta infusión incluye, además de las hojas de frambuesa, té rojo africano, melissa, hojas de ortiga y cáscaras de naranja, entre otros componentes. Ayuda en las últimas semanas del embarazo, y en la preparación del parto

 

La salvia: atención a esta infusión durante el embarazo

La salvia officinalis es una planta nativa de Italia, Siria y del sur de Francia. Se suele usar mucho su aceite esencial. 

 

Pero, y hablamos de un PERO en mayúsculas, sólo debe usarse a partir de la semana 37 de embarazo.

 

Esta hierba puede inducir el parto si el cuerpo ya está preparado para ello, pero precisamente se recomienda evitar su uso antes de que se considere un embarazo a término. 

 

Pueden usarse infusiones de salvia, o su aceite esencial para estimular la producción de oxitocina y ayudar a las contracciones del parto a ser más efectivas en el momento del expulsivo del parto. 

 

Infusiones prohibidas durante el embarazo

Como ya hemos comentado, cualquier infusión que tomes debe ser con moderación, y después de haber consultado con tu médico. 

 

Aun así, hay algunas hierbas e infusiones que podemos decirte ya mismo que debes evitar a toda costa. 

 

Infusiones abortivas

Se trata de hierbas que podrían inducir la pérdida del embarazo. Las cantidades con las que eso podría ocurrir varían, por lo que son hierbas que más vale evitar a toda costa. 

Además del peligro para el feto, también pueden llegar a ocasionar problemas a la madre, afectando a su hígado y sus riñones. Algunas de las plantas más conocidas en este sentido son el eucalipto, el tanaceto o el hipérico, entre otras. Siempre consulta con tu médico o ginecólogo.

Hierbas emenagogas

Se trata de infusiones y componentes que pueden inducir el sangrado menstrual incluso cuando no debería aparecer, precisamente por la existencia de un embarazo. 

Por este motivo, este tipo de principios activos deben evitarse durante el embarazo. 

 

A pesar de que los estudios no se ponen de acuerdo en algunas de las plantas consideradas emenagogas, sí hay acuerdo en que las siguientes lo son: tanaceto, angélica, la thuja, el cártamo o la retama negra, entre otras. 

 

Las infusiones durante el embarazo: sí, pero con precaución

Sí, nos repetimos, pero es importante tenerlo en cuenta. Puedes tomar infusiones naturales y hierbas durante el embarazo. Eso sí, siempre con moderación. 

 

Esperemos que este artículo te haya ayudado a decidirte por algunos remedios naturales que pueden ayudarte en tu embarazo

 

Si crees que puede ayudar a alguna amiga que también esté esperando un bebé, ¡comparte el artículo!

 

Deja un comentario